domingo, 31 de octubre de 2010

Todos los deseos se cumplen


Pide un deseo y guárdalo en tu corazón, cualquier cosa que desees, todo lo que desees. ¿Ya lo has hecho?, bien, confia en que se hará realidad. Nunca sabes de donde llegará el proximo milagro, la proxima sonrisa, el proximo deseo cumplido. Pero si crees que está a la vuelta de la esquina y abres tu corazón y tu mente a esa posibilidad, a esa certeza, podrás conseguir aquello que desees. El mundo está lleno de magia, solo hay que creer en ella, así que pide tu deseo. ¿Lo has hecho?, bien, ahora cree en él, con todo tu corazón.

Oportunidades.


Las cosas se acaban cuando nosotros decimos basta. No cuando los demás lo dicen por nosotros. Si no queremos seguir intentando, nadie nos puede decir que no, nadie nos puede negar una segunda, tercera, incluso septima oportunidad. Incluso en el amor se puede seguir intentando. Y aunque fallemos, simpre va haber una oportunidad para intentarlo otra vez.

Esperanza.


La esperanza no es soñar con lo posible, sino con lo imposible. El que tiene esperanza corre el riesgo de que eso que espera nunca llegue. La esperanza es prima hermana de la utopía. Es un brote verde en el desierto. Ahí donde todo está perdido, donde solo hay desconsuelo, desolación, vacío, donde solo hay restos de un pasado que nunca va a volver. Ahí también hay esperanza, porque la esperanza es lo que queda cuando ya no queda nada. La esperanza está hecha de futuro. La esperanza es la que nos va a mantener vivos cuando ya no queden razones para vivir. Por eso es tan importante conservar la esperanza. La esperanza tiene la amargura de la espera, pero la felicidad de lo infinito. La esperanza solo morirá si ustedes la dejan morir.

Con un beso en la boca se forman sustancias que estimulan la producción de hormonas y se activan las células. El corazón palpita incrementando las aspiraciones respiratorias que activan el flujo sanguíneo y a la vez se inflama una parte de la mucosa nasal, lo que potencia la capacidad olfativa.La actividad tiroidea se acrecienta y el pulso pasa de 75 a 150 pulsaciones por minuto. Al final de un beso apasionado una pareja habrá quemado alrededor de 12 calorías y habrán estado en contacto con más de 250 bacterias (que si se piensa bien poco importan!).Indescriptible, mágico e indescifrable , el beso nos hace entrar a una dimensión que ninguna palabra puede describir; aunque algunos como el gran Pablo Neruda alcanzara a afirmar : “ Por un beso sabrás todo lo que he callado”.

¿Por qué siempre nos damos cuenta de las cosas que hemos perdido cuando ya no podemos recuperarlas?. Pero de nada sirven las lamentaciones, ¿verdad?, ni ponernos a revolver como locos los armarios o hacerle el boca a boca a sentimientos que ya no estan ahí, y querer recuperar el tiempo perdido a fuerza de vivir más aprisa, o pedir perdón cuando ya no queda nadie que nos pueda perdonar nada.Hay tantas cosas que echamos de menos... Porque no importa lo que perdamos: una camiseta vieja, un libro... el amor de nuestra vida. Lo perdido, perdido está para siempre.

Dicen que enamorarse es un acto reflejo, como tener miedo. Yo fuí una niña sin miedo, no me asustaban los fantasmas, ni los monstruos, ni la oscuridad. Podía mirar debajo de la cama, segura de que no habría esqueletos ni vampiros. Podía enfrentarme a las niñas de quinto segura de que no me quitarían la merienda.Y así hasta hoy. Segura de que puedo cojer una mano y avanzar por un un callejón vaciando el cargador porque no es eso lo que me dá miedo, lo que me aterra es decir que si a algo que no puede cambiar mañana, pensar en un sofá para toda la vida, un crédito hipotecario, en una declaración conjunta o en un "esta tarde tenemos que hablar", buscar colegios y canguros y pensar en un lugar para vivir cuando ya no tengamos pulso para sostener la mano. Y de pronto, todo ese terror se empieza a disfrutar como yupi en una montaña rusa y eso, es la felicidad..

sábado, 30 de octubre de 2010

¿Felicidad?



La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que ahora. ¿Si no es ahora, entonces cuándo? Alfred de Souza dijo: “Por largo tiempo parecía para mí, que la vida estaba a punto de comenzar, la vida de verdad. Pero siempre había un obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar; entonces la vida comenzaría. Hasta que me di cuenta de que estos obstáculos eran mi vida”. Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay camino a la felicidad, la felicidad “es el camino”. Así que atesora cada momento que tienes y atesóralo más cuando lo compartes con alguien especial, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo y recuerda que el tiempo no espera a nadie. Así que deja de esperar hasta que termines la escuela, hasta que vuelvas a la escuela, hasta que tengas hijos, hasta que tus hijos vayan a la escuela, hasta que te cases, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno, o hasta que cuando te de la gana, para decirte que no hay mejor momento que éste para ser feliz.

sábado, 23 de octubre de 2010


Me gusta el olor a lluvia porque es como si estuvieras aquí, aunque en realidad no estas. Me gusta, porque me recuerda a ti, tiene tu perfume, o al menos el perfume que me imagino que tienes desde que no estas conmigo. Y entonces cuando llueve, me gusta salir a la calle y empaparme de ti. El olor a lluvia me recuerda cuando te fuiste, y eso me hace sentir un poco mejor porque, sin quererlo, me recuerda que algún día viniste con la lluvia para quedarte. El olor a lluvia me gusta, y tal vez porque hace que sienta que te tengo al lado, o por lo menos bastante mas cerca. El olor a lluvia me recuerda a ti. Entonces, cuando llueve y estoy sola, pienso en donde estarás, que estarás haciendo. Y me imagino, que el olor a lluvia te va a hacer pensar en mi. Porque yo también tenía olor a lluvia en tus recuerdos. Y entonces me gusta cuando llueve. Porque creo que es el momento, en que tú y yo nos encontramos

Nunca sabes cuando va a ser el dia más importante de tu vida, los dias que crees que serán importantes nunca son como los imaginas en tu cabeza, los dias normales que empiezan igual que otro cualquiera, son al final los más importantes. Nunca sabes que el dia más importante de tu vida es el más importante, hasta que lo vives, no reconoces el día más importante de tu vida hasta que estás dentro de él. El día que te entregas a algo o a alguien, el dia que te rompen el corazón, el día que conoces a tu alma gemela, el dia que te das cuenta de que no hay casi tiempo porque quieres vivir para siempre... esos son los dias más perfectos.

Cuando ese amor te llega, si es que eso ocurre, lo reconoces de inmediato. Eso es lo que nos pasó a nosotros. ¿Recuerdas esa primera noche que hablamos acerca de lo que sentíamos a la cara?, ¿recuerdas el "sólo sé que no me gustaría perderme un beso"?, ¿recuerdas ese primer beso? Ha sido ese amor, ese que despierta el alma, lo reconocimos enseguida. El que no volveré a sentir jamás porque solo es contigo. Para mí es ese que te pasa una vez en la vida si tienes la suerte, y no hay sentimiento que se le pueda comparar. Así es para mí. A mi me ha pasado, y he querido vivirlo. ¿Acaba? Esa clase de amor no acaba nunca. Lo tuve, y siempre seré dichosa por ello, cuando la vida te ofrece un sueño que supera ampliamente cualquiera de tus expectativas no es razonable lamentarse de su conclusión.

Antes de juzgar a una persona, camina durante tres lunas con sus mocasines. Vistas desde fuera, muchas existencias parecen equivocadas, irracionales, locas. Mientras nos mantenemos fuera es fácil entender mal a las personas, sus relaciones. Solamente estando dentro, solamente caminando tres lunas con sus mocasines pueden entenderse sus motivaciones, sus sentimientos, aquello que hace que una persona actúe de una manera en vez de hacerlo de otra. La comprensión nace de la humildad, no del orgullo del saber.

Están los que llevan amuletos, los que hacen promesas, los que imploran mirando al cielo, los que creen en supersticiones y están los que siguen corriendo cuando les tiemblan las piernas. Los que siguen jugando cuando se les acaba el aire,los que siguen luchando cuando todo parece perdido., como si cada vez fuera la última, convencidos de que la vida misma es un desafío. Sufren, pero no se quejan, porque saben que el dolor pasa. El sudor se seca, el cansancio termina, pero hay algo que nunca desparecerá: la satisfacción de haberlo logrado. En sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos, en sus venas corre la misma sangre, lo que los hace diferentes es su espíritu, la determinación de alcanzar la cima. Una cima a la que no se llega superando a los demás, sino a uno mismo

Somos capaces de realizar cualquier cosa que nos propongamos


No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni si quiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo y punto. ¿Sabes? La gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyo.
Pensándolo detenidamente, lo mejor de las relacciones es el principio, cuando se tiene ilusión por el primer te quiero, el primer te amo, el primer beso... Esa es la magia de una relacción. Cuando se tiene entusiasmo por decirle palabras nuevas, por llamarle amor, gordo, mi vida y demás palabras que te llenan de alegria. Cuando les comentas a tus amigas me ha dicho "te amo más" con alegria porque no te lo esperabas.Lo peor es el tiempo. Que desgasta la relacción, que hace que pierda entusiasmo, lo peor es cuando un te amo no es una palabra nueva es rutina eso es lo peor. Porque en ocasiones eso hace que se vaya la magia y hace que queramos retroceder en el tiempo.

¿Qué me dices si te digo que no creo en el amor?
- Te digo que eres tonta, porque el amor existe.
- ¿Por qué estás tan seguro? ¿Lo has visto alguna vez?
- Claro que sí. Lo leo en tus ojos cuando le miras a la cara, lo noto en tus brazos cuando estás cerca de él. Lo veo en tu sonrisa cuando te dice que se alegra de verte, lo siento en tu forma de andar cuando caminas para verle. Y cuando él te mira, veo como tratas de ocultarlo para que no se dé cuenta de que le quieres, noto como intentas no moverte para evitar abrazarle, leo en tu sonrisa la mentira y siento como aprietas los labios para que no se te escape un “te quiero”. Sin embargo, te ocultas detrás del “no creo” porque piensas que es valiente resistirse a la verdad. Pero ¿sabes? eso es cobarde, es cobarde esconderse detrás de dos palabras. Lo valiente es decir “te quiero” y tener valor para escuchar un “yo no”.

domingo, 17 de octubre de 2010


Cuando en España se habla de "locura de amor" se piensa en seguida en Juana la Loca, en el drama de Tamayo y Baus o en la película de Juan de Orduña con el mismo titulo que el drama y basada en este. Pero la locura de Juana la Loca no fue locura de amor, sino de celos, que es muy distinto.Vulgarmente se dice de un hombre o de una mujer que está loco de amor, lo cual muchas veces no significa más que está haciendo tonterías por el ser que se supone amado. Deséngañemonos, el amor que no razona, no es amor, sino ilusión. No está enamorado aquel que dice: "esta mujer tiene defectos" porque todo el mundo los tiene y si no los ve es que es tonto.Tampoco está enamorado ni mucho menos, aquel que dice "esta mujer tiene defectos, pero hasta los defectos me gustan" este es tonto con rebaba porque los defectos no pueden gustar a nadie que esté en sus cabales. El verdadero enamorado es aquel que dice "esta mujer tiene defectos , que no me gustan, pero a pesar de ello la quiero".

sábado, 16 de octubre de 2010


+ Danny es un romántico, se le nota. Has estado enamorado, ¿verdad Danny?
- Sí, la verdad es que sí.
+ ¿De verdad?, ¿cómo es? cuéntame.
- Verás, es cómo cuando escuchas música que viene de otra habitación y entonces cantas porque es una melodía que te gusta mucho, y cuando se cierra una puerta o pasa un tren ya no puedes oír la música, pero sigues cantando. Entonces, no importa cuanto tiempo pase, cuando vuelves a oirla, vas exactamente al mismo ritmo. Así es como es, creo yo.

jueves, 14 de octubre de 2010

¿Qué es el amor?

 El amor para mi es indefinible e inexplicable. Cuando pienso en ¿Por qué amo? me quedo muda y me doy cuenta que no se porque amo. No puedo encontrar un motivo ni describirlo en palabras. Definitivamente el amor son los momentos más hermosos y tristes de la vida. No hay una medida justa para dar o recibir amor. Algunos necesitamos más que otros. Todos necesitamos recibir un poco de amor para que en el final de nuestro días podríamos decir: fui amada. Seguramente nunca entenderemos por completo que es el amor, ni jamás llegaremos a una conclusión en común. Pero si se que el amor es un hecho irrepetible en cada uno.
 
 

miércoles, 13 de octubre de 2010


Esas personas que ven y conocen nuestro estado de ánimo, esas personas a las que les contamos nuestros tropiezos, esas personas que nos hacen favores, esas personas que nos han inspirado a alcanzar nuestras metas. Recuerda que aunque las personas cambian y sus vidas se reorganizan, los amigos deberían ser amigos para siempre, aunque no tengan nada en común, solo el compartir los mismos recuerdos. Date cuenta de lo afortunado que eres por tener esos amigos tan especiales que has hecho durante el paso de los años. Algunas veces estamos tan ocupados o tan involucrados en otras cosas que nos alejamos de nuestros amigos. Aprecio que estés ahí.

domingo, 3 de octubre de 2010

Sabes cúal es un error en el que siempre incurrimos? El de creer que la vida es inmutable, que una vez metidos en unos raíles hemos de recorrerlos hasta el final. En cambio, el destino tiene mucha más fantasía que nosotros. Justamente cuando crees encontrarte en una situación que no tiene escapatoria, cuando llegas al ápice de la desesperación, con la velocidad de una ráfaga de viento cambia todo, queda patas arriba, y de un momento a otro te encuentras viviendo una nueva vida. Nunca subestiméis el poder del destino, porque cuando menos te lo esperas, el detalle más insignificante puede causar un efecto en cadena que cambie el rumbo de tu vida.

Buenos días, mundo. ¿Me haces un regalo hoy? Me gustaría levantarme de la cama y encontrarme una rosa. Roja no. Blanca. Pura. Para escribir en ella como si fuese una página nueva. Una rosa dejada por alguien que piensa en mi y a quien todavia no conozco. Lo sé. Un contrasentido. Pero me haría sonreir. La cogería y me la llevaría al instituto. La dejaría apoyada en el pupitre, sin más, sin decir nada. (...) La dejaría alli toda la mañana. Después, a última hora, arrancaría uno a uno los pétalos y, con un rotulador azul, escribiría letra a letra, una sola en cada pétalo, la frase de aquella canción tan bonita: " Entre los obstáculos del corazón hay un principio de alegría que me gustaría merecer...", y después tiraría los pétalos por la ventana. El viento se los llevaría. Podía ser que alguien los encontrase. que volviese a ponerlas en orden. Que leyese la frase. Y que me viniese a buscar. Él quizá. Ya. Pero ¿quién es él?.
Para algunas personas, de forma inexplicable, el amor se apaga. Para otras, el amor sencillamente se va. Si bien es cierto, por supuesto, que el amor también puede encontrarse, aunque sea solo por una noche. Sin embargo, existe otra clase de amor, el más cruel, aquel que prácticamente mata a sus víctimas. Se llama amor no correspondido. La mayoría de historias de amor hablan de personas que se enamoran entre sí, pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Quién cuenta nuestra historia? La de aquellos que nos enamoramos solos, somos víctimas de una aventura unilateral, somos los malditos de los seres queridos, los seres no queridos, los heridos que se valen por sí mismos... Sí, estáis viendo a una de estas personas…

El amor no es y no puede ser simple afecto. No se trata de costumbre o de amabilidad. El amor es locura,es el corazón que late a dos mil por hora, la luz que surge de noche en pleno atardecer, las ganas de despertarse por la mañana sólo para mirarse a los ojos. El amor es ese grito que ahoga la llama y hace comprender que es hora de cambiar.

Como agua para chocolate.

"Mi abuela tenía una teoría muy interesante; decía que todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos. Necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela. En este caso el oxígeno, por ejemplo, vendría del aliento de la persona que amamos; la vela podría ser cualquier tipo de comida, música, caricia, palabra o sonido que engendre la explosión que encenderá uno de los fósforos. Por un momento, nos deslumbra una emoción intensa. Una tibieza placentera crece dentro de nosotros, desvaneciéndose a medida que pasa el tiempo, hasta que llega una nueva explosión a revivirla. Cada persona tiene que descubrir qué disparará esas explosiones para poder vivir, puesto que la combustión que ocurre cuando uno de los fósforos se enciende es lo que nutre al alma. Ese fuego, en resumen, es su alimento. Si uno no averigua a tiempo qué cosa inicia esas explosiones, la caja de fósforos se humedece y ni uno solo de los fósforos se encenderá nunca”.



Entre desear algo y conseguirlo hay una cuestión de tiempo. El problema es que ese tiempo entre lo que deseamos y su realización puede ser eterno.Cuando queremos algo lo queremos ya…por algo lo queremos ¿no?La ansiedad, esa obsesión por que el futuro sea hoy, ese capricho del deseo inminente, ese fast food difícil de digerir. Yo se que las cosas que importan de verdad necesitan tiempo. Se que no hay que apurarse, pero cuando quiero algo necesito señales claras de que eso va a llegar, sino me desespero.La incertidumbre me mata, me vuelvo insegura, me hace dudar de que eso que quiero tal vez nunca llegue. Tal vez por eso necesite alguna prueba de alguna certeza que calme esta ansiedad.La tarde es larga pero es tan corta la vida y uno quiere todo ya. Tal vez por esa ansiedad uno termina perdiendo justamente eso que tanto quiere. Las cosas que de verdad importan llevan tiempo, las cosas que valen cuestan trabajo. Por esa obsesión de que las cosas sean hoy, ya, como uno quiere, te puedes perder y no ver lo que en verdad ya existe.
Cuando una historia termina, el dolor es directamente proporcional a la belleza del amor vivido. Y entonces llegan puntuales a traicion los recuerdos. Tan corto el amor y tan largo el olvido, decía Pablo Neruda.Cuando estás así, el mundo parece que se divierte a tu espalda, y todo te recuerda que se ha ido, incluso una simple pelicula. En ese momento estás obligado a utilizar unos medios tan bajos que no serías capaz de decírselo a nadie.Y cuando menos te lo esperas, cuando crees que todo va en el sentido equivocado, que tu vida programada en cada minimo detalle está naufragando, de repente sucede...

De repente, supe lo que tenía que hacer: el amor no se forma con palabras pequeñas y ridículas. El amor se forma con grandes gestos. El amor lo forman los aviones con letreros sobre los estadios, propuestas de amor en pantallas y enormes palabras en el cielo. El amor es correr ese kilómetro adicional aunque duela, dejando salir lo que se siente. El amor es encontrar ese valor dentro de ti que no sabías que existía. El amor es mucho más que morir, es volver a nacer.

Nadie deja de conseguirlo.


Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces. Nadie recoge cosecha sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra. Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega a puerto sin remar muchas veces. Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas. Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a sí mismo. Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar.. Nadie conoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir. Pero nadie deja de llegar. Nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone.

Decidí no esperar a las oportunidades sino yo misma buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz. Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos, aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, me dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer. Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir. Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "amigo". Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento. Aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás. Aquel día decidí cambiar tantas cosas... Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad, desde aquel día ya no duermo para descansar, ahora simplemente duermo para soñar.

Después de aquella noche, Allie y Noah pasaron cada momento juntos. Y de pronto, eran inseparables. Era un romance improbable. El era un niño del campo. Ella era de la ciudad. Ella tenía el mundo a sus pies, mientras él no tenía donde caerse muerto. No concordaban mucho. De hecho, casi nunca concordaban. Siempre se peleaban. Y se retaban uno al otro cada día. Pero a pesar de sus diferencias, tenían algo muy importante en común... estaban locos el uno por el otro.


Ella pensaba buscarlo, él encontrarla . Sólo quería verla , ella quería al menos un beso . Esperaba en silencio, él no quería dejar de escucharla. Ella miraba sus ojos, él sus labios. Él la apreciaba , ella lo quería . Ella se convenció rápido, él nunca se dejo vencer . Ella no cree en milagros , él los piensa crear. El vive pensando en ella, ella piensa vivir con él. Él la ama y ella lo espera.Sube al coche y escucha la canción, si esa canción que puede ser cualquiera, porque da igual todas le recuerdan a el… Esconde todos los pensamientos que son suyos para que todo el mundo vea que esto ya se le ha pasado, que el es su pasado y que está olvidado, nadie sabe que los tiene escondidos en un cajon y que cada día puede respirarle aunque no se acerque, puede mirarle aunque tenga los ojos cerrados, puede abrazarle aunque esté en la otra punta del mundo...
Todo porque en realidad está tan dentro de ella como lejos…